NUEVE SUGERENCIAS A CHÁVEZ PARA UNA NUEVA VIDA

NERIO ENRIQUE ROMERO | EL UNIVERSAL  Caracas, sábado 13 de agosto de 2011

La salud personal es asunto privado, pero como usted es el actual Presidente de Venezuela, me animo a escribirle públicamente. El día de su cumpleaños usted dijo: “Yo ando cambiando radicalmente mi vida… comenzando una nueva…”, y agregó: “Una nueva etapa… más diversa, reflexiva, multifactorial“. Al menos en el plano verbal, empezó muy bien: eliminando la palabra “muerte” de su hasta ahora eslogan favorito, horrorosa expresión que afea las fachadas de nuestras instituciones, y que fue impuesta como saludo militar a nuestras fuerzas armadas. Exhortó a su militancia y al país a “…extirpar el sectarismo, el dogmatismo… que hace mucho daño“, y a los jueces a moderar su dureza ante los presos políticos enfermos.

Creo posible su sinceridad, al menos a nivel de intención, aunque dudo que logre pasar a la determinación y la acción. Vale la pena tomarle la palabra sin caer en la ingenuidad, ojalá no sea otro traje de cordero, nuevo ardid electoral. Sé por experiencia propia y de mis pacientes que enfrentarse cara a cara con la enfermedad y la muerte enseña cosas nuevas y nunca imaginadas. Seguramente sus reflexiones motivarán cambios en su vida personal y familiar, que incumben sólo a su ámbito privado. Pero como usted preside actualmente la república, los venezolanos debemos manifestar los cambios que consideramos necesarios en la esfera pública. Son muchos, pero considero éstos los más urgentes:

1) Ordene a las fuerzas armadas eliminar de su léxico y protocolo las consignas políticas: eliminar la horrorosa “Patria, Socialismo o Muerte” para cambiarla por “Patria Socialista y Vida” continuaría violando la Constitución (art. 328) por promover una parcialidad política. Invente otra, que podamos respetar todos los venezolanos, o regrese a las respetadas consignas de antes: “Forjador de libertades”, etc.

2) Devuelva ya al Parlamento la Ley Habilitante que aprobó, moribunda, la Asamblea pasada ¿No va a entender usted que no se puede delegar poder hacia el futuro, cuando la propia autoridad ya no existe? Habrá mujiquitas judiciales que formulen galimatías para justificarla, pero usted sabe muy bien que es un grave disparate. Si usted fuese el afectado políticamente, ¿lo habría aceptado?

3) Haga una pausa suficientemente larga en el frenesí expropiatorio y revise detenidamente los resultados de empresas y tierras estatizadas (algunas hace varios años). Hágalo con sus socialistas radicales, pero consulte a expertos de diferentes tendencias. Gente que sepa de eso. Le recomiendo leer el libro “Gestión en rojo” recién publicado, que analiza 16 casos de empresas estatizadas por su gobierno.

4) Exhorte (u ordene, usted sabrá) al CNE aceptar la revisión del Registro Electoral para verificar, sin dudas, si merece credibilidad general. ¿Usted no exigiría lo mismo? Pueden acordarse mecanismos de revisión con partidos opositores y ONGs (Ojo Electoral, etc.) que protejan la confidencialidad de los ciudadanos.

5) Exhorte (u ordene) a la Contraloría suspender las inhabilitaciones
políticas, y a dejar de incurrir en ese abuso de poder. Con la mano en el pecho pregúntese: “Dios mío, ¿cuántas interpretaciones puede tener el artículo 65 de la Constitución?”, sin pensar en Leopoldo ni en más nadie, sino en el valor del respeto a la ley como medicina para la salud de una nación.

6) Exhorte (u ordene) al Poder Ciudadano y al Legislativo llenar la vacante de la Contraloría por consenso y de acuerdo a los criterios de idoneidad e independencia que establece la Constitución. Esto no admite más dilaciones.

7) Exhorte (u ordene, usted verá) a la Fiscalía y al Poder Judicial actuar imparcialmente, sin recibir líneas de su partido ni de las informales estructuras civiles/militares que orbitan en el aparato chavista (usted antes las llamaba tribus), ni de ningún otro factor. Eso es difícil y será largo y complicado, pero respetar y promover la independencia de esos poderes es deber inherente a su actual cargo. Comience usted dando las señales apropiadas. Una justicia ecuánime haría más fácil, entre otras cosas, castigar a algunos corruptos opositores que obtienen la solidaridad automática de más de la mitad
de la sociedad porque se piensa (y con razón) que se trata de persecución política.

8) Llame a Miraflores a empresarios y trabajadores organizados, de todos los signos ideológicos y políticos, y escuche a todos (no hable usted más del 10% del tiempo). Puede llegar a entender algunas cosas sobre la realidad de la economía venezolana y mundial bien distintas a las que concibe actualmente.

9) Concedan entrevistas (usted y sus ministros) a los medios no oficiales, aceptando preguntas y repreguntas sin libreto previo (siempre recordar que el entrevistado es usted). Podría empezar a tener credibilidad en algunos temas en esa porción del país (más de la mitad) que no le cree nada. Eso ayudaría al diálogo nacional.

Confieso que no lo creo capaz de atender y aceptar estas sugerencias. Pero tocar la puerta no es entrar, se las hago con recóndita esperanza. Situaciones personales como las que usted atraviesa a veces ayudan a vencer tenaces resistencias internas… ¡quién quita! Sé que dejé por fuera muchas cosas muy importantes, pero los cambios en política son difíciles, mejor comenzar de a poco. Yo no votaré por usted en 2012 (ya serán 14 años: le toca a otro), pero anhelo que en mi país la política sirva para el diálogo. Usted ganaría mucho ante la historia, que tanto le preocupa. Actuar democráticamente implica el riesgo de perder el gobierno, pero eso sí sería democracia. No sé si usted se atreva a competir sin el ventajismo de sus muletas autoritarias. Pero dijo que quería un “cambio radical” en su vida, ¿no?

Médico y profesor universitario
romeronerio@hotmail.com
Twitter: @romeronerio

Anuncios

Acerca de derechodepalabra

Nerio Enrique Romero González: Médico de familia y profesor universitario. Aficionado al estudio de la historia, incursionando en ese campo, investigando y publicando
Esta entrada fue publicada en Política y sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s