Historia breve de Perijá N° 12

Ntra Sra del Rosario. Autor: Murillo

EL BAUTISMO EN EL SIGLO XVIII: UN ASUNTO DE URGENCIA

En el siglo 21, el bautismo de los niños católicos es un rito que se prepara sin apuros, al ritmo en que se acuerdan en la familia detalles como fecha, escogencia de padrinos  y tipo de celebración que se hará. Por lo general, los párrocos exigen a los padres participar en algún tipo de actividad preparatoria religiosa, al menos una charla previa al bautismo. Aunque el católico de hoy no quiere que su hijo pequeñito siga “moro” por mucho tiempo, prepara su bautizo sin ningún sentido de urgencia.

No lo vivían así nuestros antepasados, en la etapa de fundación de lo que hoy son los municipios Rosario y Machiques de nuestro Perijá. En aquel tiempo había una elevadísima tasa de mortalidad infantil, que afectaba de manera particular a los recién nacidos, carentes, al igual que sus madres, de los cuidados de salud que hoy protegen su supervivencia. Había entonces, y con razón, mucho temor respecto a la suerte de cada recién nacido.

En esas condiciones, la familia temía que la enfermedad y la muerte sorprendieran al niño pequeño sin que hubiese sido bautizado, porque el efecto del bautismo consiste en administrar el perdón de todo pecado, poniendo especial énfasis en el original. El profesor Manuel Hernández González (1) ha escrito ampliamente sobre el pensamiento de las familias canarias del siglo XVIII: el hombre cristiano de esa época asumía que el cuerpo es malo por naturaleza, y que el hombre sin el bautismo es un esclavo del demonio. Esta trascendencia del bautismo en la salvación eterna fue plenamente asumida, con sentido de urgencia, por la población ante el nacimiento de sus hijos. Era creencia muy arraigada que el niño que moría bautizado era un angelito que ascendía directamente al cielo tras lavarse las culpas que como humano poseía por el pecado original. Si moría bautizado iría derecho al cielo, si no al limbo e incluso al infierno. El bautismo se convertía así en el exorcismo más poderoso contra el demonio (1). La vulnerabilidad del recién nacido, considerado como objetivo predilecto de las fuerzas del mal, suscitaba costumbres como la encender una vela que no podía apagarse mientras los niños permanecieran “moros”,  para evitar que seres invisibles o demoníacos como brujas, vampiros o almas en pena lo cegaran antes del bautismo (2).

El sentido de urgencia del bautismo era común en todo el mundo cristiano de la antigüedad. En Inglaterra, por ejemplo, en 1547 las autoridades religiosas recomendaron a las parroquias agrupar los bautismos para ser realizados los días domingos, lo cual fue interpretado como una prohibición de realizar bautizos los restantes días de la semana. Según el historiador Jean Delumeau (3), la ansiedad que produjo en la población la posibilidad de que los recién nacidos corrieran el riesgo de morir sin un rápido bautismo fue uno de los principales factores que motivaron ese año una rebelión popular en Cornouailles.

Quisimos revisar el comportamiento de los perijaneros entre 1794 y 1815, revisando en los libros parroquiales de la Villa del Rosario los días transcurridos entre el nacimiento y el bautismo de 762 niños bautizados en ese período. Encontramos que el 21% de los niños era bautizado el mismo día de su nacimiento, y 45% el día siguiente. El 98.5% fueron bautizados antes de cumplir una semana de nacidos. Es bastante obvio que este comportamiento de las familias es coherente con lo expuesto anteriormente: en nuestra época fundacional el bautismo era un asunto de urgencia.

FUENTES DE INFORMACIÓN:  

1) Hernández González, Manuel. Mujer y Vida cotidiana en Canarias en el Siglo XVIII. Centro de la Cultura Popular Canaria. Tenerife, 1998. pp.71-72

2) Ídem, pp.39 y 50

3) Delumeau, Jean. El Miedo en Occidente. Santillana Ediciones Generales, S.A. México, 2005. p.267

4) Libros de Bautismos N° 2 y 3 (Blancos). Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Perijá, Venezuela

Anuncios

Acerca de derechodepalabra

Nerio Enrique Romero González: Médico de familia y profesor universitario. Aficionado al estudio de la historia, incursionando en ese campo, investigando y publicando
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s