ANTE LA BAJA DEL PRECIO DE LA GASOLINA

NERIO ENRIQUE ROMERO | EL UNIVERSAL (Versión digital) Caracas, Jueves 24 de octubre de 2013
http://www.eluniversal.com/opinion/131024/ante-la-baja-del-precio-de-la-gasolina
Publicado también en: EntornoInteligente.com el 24 de Octubre del 2013 http://www.entornointeligente.com/articulo/1544446/Ante-la-baja-del-precio-de-la-gasolina-24102013
En: Código Venezuela el 25-10-2013
http://www.codigovenezuela.com/2013/10/opinion/nerio-romero/ante-la-baja-del-precio-de-la-gasolina-por-nerio-enrique-romero-romeronerio?utm_campaign=nerio-romero&utm_medium=twitter&utm_source=twitter

Hace ocho meses hicimos una modesta incursión en el ajeno campo de la microeconomía. Consultamos a un transportista que conduce un carro con capacidad para 5 pasajeros, el tradicional por puesto zuliano, entre dos ciudades pequeñas distantes 28 kilómetros entre sí. Y partiendo de que llenar su tanque de gasolina le costaba Bs. 5,00 y que con ese combustible hacía 4 viajes de ida y vuelta transportando un total de 40 pasajeros, llegamos a la conclusión de que el costo del combustible por pasajero era de Bs. 0,125. Es decir ¡una locha! equivalente al 0.6% del precio de cada pasaje. Semejante conclusión nos permitía a nosotros obtener una medida de la irresponsabilidad con que la clase política, especialmente la dominante en los últimos 15 años, ha manejado el uso (o dispendio) de un recurso natural no renovable tan valioso.
Pues bien, hoy día el costo de combustible por cada pasaje sigue siendo de una locha, y los otros datos básicos de nuestro cálculo siguen también siendo los mismos con la excepción de uno: el precio del pasaje, que pasó de Bs. 20 a Bs. 30 por persona. Por tanto, el combustible representa ahora una cifra aún menor (0.42%) del precio del pasaje. En términos prácticos esto representa una disminución del precio del combustible. Dicho de otra manera: si hace 8 meses el precio de un Bolibomba (pequeño caramelo con chicle) según el agudo juicio de un humilde bombero (expendedor de gasolina) era suficiente para comprar un tanque de gasolina, hoy alcanzaría entonces para comprar ¡casi dos tanques del combustible! ¿Bajó o no el precio de la gasolina en estos 8 meses? Por supuesto que sí, el precio en última instancia es un valor relativo, y en el caso de nuestra gasolina alcanza ya niveles de bazofia. No vamos a hacerlo nosotros ahora, pero… ¿se animaría usted a comparar el valor de un litro de gasolina venezolana con el de una latica de aluminio de gaseosa, de esas que encontramos aplastadas en la calle?
Buenas excusas seguimos encontrando los venezolanos para justificar el envilecimiento del precio, y subsecuente derroche, de un recurso tan valioso: la corrupción de los gobiernos, el regalo de combustible a otros países, etc, etc. Todas ciertas, es verdad. Pero ¿hasta cuándo serán suficientes para acallar nuestras conciencias ante tanto dispendio de nuestro principal recurso? ¿Qué tiene de justicia el que un ciudadano que tiene un carro pague por su tanque de gasolina entre 3 y 5 bolívares, mientras el de a pie paga 15 o 20 bolívares diariamente en pasajes urbanos para ir a su trabajo, y sobre todo, mientras ése de a pie debe soportar toda suerte de incomodidades y largas demoras por carecer de un transporte público eficiente y digno? Invito a cualquiera a calcular cuánto podría aportarse para la construcción del Metro de Maracaibo, por ejemplo, por aumentar mañana mismo el precio de la gasolina de 10 a 30 céntimos por litro. Échele números, pues, a ver si usted también deja las excusas…
Ante esta nueva e injustificada disminución del precio de la gasolina venezolana en términos reales, no nos queda más remedio que terminar este artículo de opinión exactamente como lo hicimos hace 8 meses: ¿Por qué no comenzar a hablar sinceramente de estas cosas y corregir estas distorsiones? ¿No podría una decisión tan lógica ser uno de los primeros motivos para un acuerdo nacional: gobierno, oposición y ciudadanos? ¿O el desprecio por la inteligencia de la ciudadanía es tal que solo pensarlo continuará inspirando terror a nuestros políticos? No es sano que Pdvsa continúe subsidiando de esta manera demencial el consumo interno y el contrabando de gasolina, y generando corrupción. El dinero que hoy se usa para subsidiar la gasolina podría servir para otros fines, sociales sobre todo, como mejorar el transporte público (el que tenemos es lento, indigno e incómodo para la mayor parte de la ciudadanía) y mejorar las vías de comunicación. Uno no sabe si lo que falta en nuestra dirigencia es testosterona o neuronas. Basta de excusas, comencemos a cambiar eso. Aumentemos la gasolina en un 200%: aumentará el costo del pasaje en dos lochas.

Médico y profesor universitario
romeronerio@hotmail.com
https://derechodepalabra.wordpress.com
@romeronerio

Anuncios

Acerca de derechodepalabra

Nerio Enrique Romero González: Médico de familia y profesor universitario. Aficionado al estudio de la historia, incursionando en ese campo, investigando y publicando
Esta entrada fue publicada en Política y sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s