Historia breve de Perijá N° 16

Catedral de Machiques de Perijá

Catedral de Machiques de Perijá c.1950

 

SOBRE LA FUNDACIÓN y EL NOMBRE DE MACHIQUES  

(Preparado para el Encuentro de Cronistas Perijaneros, a celebrarse el 2 de mayo de 2014 en Machiques, por invitación del Cronista de la ciudad) (Actualizado el 4-5-2014)

Tomando en cuenta la información disponible al día de hoy, considero que es apropiado el enfoque que hacen Rutilio Ortega y sus colaboradores sobre el proceso fundacional de Machiques en su obra “Historia de Machiques de Perijá”, el cual puede resumirse de la siguiente manera:

“La fundación de Machiques es producto de un largo proceso de trabajo y actuación de los diferentes pueblos y culturas que se fueron asentando en el lugar en donde hoy se levanta nuestra ciudad. Los primeros habitantes de la zona fueron etnias indígenas, y sobre sus asentamientos y poblados se fundaron posteriormente… los pueblos españoles… Lentamente se fueron creando hatos de ganado y sus dueños y trabajadores levantaron casas para permanecer allí… Para julio de 1841, el lugar denominado “los Machiques” contaba con más de 500 habitantes no indígenas… En 1841 el Concejo Municipal del Cantón Perijá, ubicado en la Villa del Rosario, pidió… el establecimiento de una parroquia en las sabanas nombradas Machiques… El 18 de noviembre de 1841 concluyó el proceso fundacional de Machiques de Perijá cuando la Diputación Provincial de Maracaibo reconoció su existencia como pueblo a través de una ordenanza” (1)

Al caracterizar la fundación de la ciudad como un proceso que ocurrió de manera paulatina a lo largo del tiempo, y no como una fundación con una fecha determinada, nos vemos en la necesidad de elegir una fecha simbólica de fundación. Considero adecuado haber adoptado como tal la fecha del 18 de noviembre de 1841, lo cual es un hecho de bastante general aceptación. Esa fue la fecha de un hito muy importante de su historia, al recibir su reconocimiento legal como parroquia civil, aunque sabemos que su poblamiento comenzó bastante antes. De hecho la afirmación de que en 1841 la recién nacida parroquia contaba con más de 500 habitantes no indígenas, podemos confirmarla perfectamente al consultar el padrón eclesiástico realizado en 1846 (2): en el territorio de la parroquia civil Machiques había 865 habitantes (el 23.7% de la población total del Cantón Perijá, cuya cabeza era la Villa del Rosario). Vale la pena resaltar otros datos del padrón: sólo había en Machiques 3 esclavos, y sólo 4 personas de edad mayor a 60 años. Además, la tercera parte de la población era menor de 10 años (290 niños). Este último dato sugiere que no se trataba de una población que estuviera de paso, sino que ya había familias establecidas.

Un siglo antes, el 9 de marzo de 1745, ocurrió en su territorio el incidente del tío Agustín, suceso que se ha relacionado en ocasiones con la fundación de Machiques. En realidad ese día sucedió que Fray Silvestre de la Bata, misionero capuchino, vino de la Villa del Rosario acompañado de varias personas a proseguir la fundación de un pueblo misional de indios chaques, que había convenido establecer con ellos cerca de la ribera norte del río Apón y próximo al pie de la sierra de Perijá (estimamos sería a unos 4 kms al noroeste del Machiques actual). Estando allí fueron atacados por los indios motilones (actuales barís) enemigos de los chaques, por lo cual debieron regresar con premura hacia el norte, quedando muerto en el sitio el tío Agustín (3, 4). Su nombre era Agustín de Cepeda (5), un hombre de armas que había servido al menos desde 1729 con Don Juan de Chourio en Perijá (6, 7). En 1745, la presión de los motilones desde el sur hacía muy difícil el asentamiento de españoles o de pueblos misionales de indios pacíficos en las tierras planas del sur del río Apón (3).

Hay claras evidencias de que el nombre de la ciudad tiene su origen en un vocablo indígena: una de ellas la dejó asentada el misionero capuchino Fray Francisco de Catarroja (3) en el memorial de la visita que realizó a los 4 pueblos misionales existentes en 1738 en Perijá, a los cuales describe como pueblos de indios de nación coyama. Llama la atención la existencia de 4 apellidos indígenas de fonética muy similar: Machique, Maixic y Matití en el pueblo de San Francisco de Apón, y Matiquia en el pueblo de Piche. La existencia de apellidos de sonido muy similar a la palabra Machiques en el primero de estos pueblos, el cual estaba ubicado a orillas del río Apón y era el más sureño de los pueblos de misión existentes entonces, sugiere que hayan sido estos vocablos indígenas los que dieron origen al nombre de dicha ciudad, como nos señalara en una ocasión su cronista emérito Rafael Vargas Gutiérrez. Los apellidos Machiqué, Mayxcic, Matiti, Machic y Maxicó los encontraremos después en el padrón de 1742 del pueblo misional de San Francisco de Apontiníes (lugar al que se mudó entonces gran parte de los indios de San Francisco de Apón); y en 1748, cuando este pueblo tenía el nombre de San Francisco de Tintiníes, encontramos en su padrón los apellidos Machiqué y Manxic (3). Por otra parte, en asientos de los libros de bautismos de la Villa del Rosario se lee en dos oportunidades en noviembre de 1842 que el cura oficiante, Fray Gregorio de Benicarló, era “misionero en los Machiques”. Creemos que esas notas indican que también en 1842 existían grupos indígenas, quizás familias, que eran nombrados de esa manera (8).

BIBLIOGRAFÍA:

1) Ortega, Rutilio et al. Historia de Machiques de Perijá. Colección Zuliana N° 10. Serbiluz, Universidad del Zulia, Maracaibo 1995. pp.50-51

2) Padrón eclesiástico del Cantón de Perijá de 1846, elaborado por el párroco, Pbro. José María Alvarado. En: Libro de Bautismos N° 7 (años 1843-1847, y 1851) de la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, Villa del Rosario

3) Romero González, Nerio Enrique. Fundadores en Perijá. De las razas al gentilicio (inédito)

4) Peña Vargas, Ana Cecilia. Misiones capuchinas en Perijá. Documentos para su historia, 1682-1819. Serie Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela, Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, N° 228. Caracas, 1995. Tomo I, pp.347- 356

5) Peña Vargas, Ana Cecilia. Misiones capuchinas en Perijá. Documentos para su historia, 1682-1819. Serie Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela, Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, N° 230. Caracas, 1995. Tomo II, p.147

6) Archivo General de Indias (Sevilla, España). Sección Santo Domingo, legajo 669, sin foliar. Año de 1729.

7) Archivo General de Indias (Sevilla, España). Sección Santo Domingo, legajo 669, ff.21v-23v. Año de 1731.

8) Libro de Bautismos N° 6 (años 1837-1842) de la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, Villa del Rosario, pp.142-143.

Anuncios

Acerca de derechodepalabra

Nerio Enrique Romero González: Médico de familia y profesor universitario. Aficionado al estudio de la historia, incursionando en ese campo, investigando y publicando
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s