HISTORIA BREVE DE PERIJÁ N° 20

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

28 DE FEBRERO: 270 AÑOS DE LA IGLESIA DE LA VILLA DE PERIJÁ

“Celebróse la colocación y dedicación de esta nueva Iglesia de la Villa de Nuestra Señora del Rosario hoy día 28 de febrero de 1745. Asistieron a esta función los ministros eclesiásticos siguientes: Don Antonio Nicolás de Andrade, Cura de dicha villa, don Ignacio Joseph Peres de Pineda, su coadjutor, el muy R.P. fray Silvestre de Lavata, Prefecto de estas Misiones, y otras personas religiosas y seculares con todo el vecindario” (1, 2, 3) 

Así rezaba textualmente la nota inserta en la primera hoja del libro de bautismos de la Villa del Rosario, citada por Monseñor Mariano Martí, Obispo de Caracas, en la relación que hizo de su visita a Perijá en 1775; refiere también el obispo que la primera partida inserta en los libros parroquiales era una de entierro, fechada en octubre de 1724, y que la primera de bautismos fue asentada en marzo de 1728 (1, 2). Obviamente, estas partidas hoy desaparecidas fueron asentadas en la primera Villa del Rosario, establecida por Don Juan de Chourio en las cercanías del río Apón a partir de 1724. Allí existió entonces una modesta Iglesia construida de bahareque y techada de palma (4). En cambio, el templo erigido por el fundador en la nueva y definitiva ubicación que tendría la Villa del Rosario tenía una sólida construcción. Aunque según un informe del cabildo (5) estaba ya acabado en febrero de 1744, no sería sino hasta un año más tarde cuando fue solemnemente dedicado a la Virgen del Rosario. En un inventario realizado poco tiempo después el padre Andrade, su Cura Párroco, refiere que “… está decentemente adornada la Santa Iglesia Parroquial que el fervoroso celo del señor Cabo Principal Don Juan de Chourio ha hecho fabricar de tal tamaño y costo cual no se habrá visto otra en ninguna primera fundación de estas Indias…” En ese inventario se menciona entre otras cosas “… una imagen linda y hermosa de Nuestra Señora del Rosario de pincel que trajo de España” el fundador (6).

Una de las descripciones más completas de la iglesia parroquial en sus primeros años la encontramos en un informe del cabildo realizado en enero de 1751, que rezaba: “… la Santa Iglesia Parroquial de treinta varas de largo y dieciocho de ancho con su cañón principal y una nave a cada lado, éstas a medio enladrillar y el cañón principal todo entero, las paredes de piedra labrada y todo el techo de alfarería y tablazón de cedro cubierta de teja, con su sacristía… y bautisterio… en que se encierra la pila bautismal que es de piedra labrada, con sus cementerios todos cercados de tapial, su espadaña o campanario en que están tres campanas fijadas, de piedra de sillería de muy pulida obra…” (7) 

Imaginamos la ceremonia de dedicación de la iglesia el 28 de febrero de 1745 (ahora se están cumpliendo 270 años) como un evento muy concurrido que contó entre sus asistentes al fundador Don Juan de Chourio y a varios caballeros principales de Maracaibo que le acompañaron a Perijá en esos días, así como a las autoridades y mayordomos que Chourio tenía destacados en la villa para representarle en su autoridad como Cabo principal y para adelantar los trabajos de edificación de la nueva villa (8). Un hecho curioso y significativo es que apenas una semana después de este evento las autoridades civiles y religiosas emprendieron por iniciativa de fray Silvestre de Lavata varias expediciones simultáneas a la sierra de Perijá, destinadas a procurar el asentamiento de los grupos indígenas de la zona en los pueblos misionales que tenían establecidos los frailes capuchinos al pie de la serranía. Una de estas expediciones, dirigida hacia el sur para establecer un pueblo de indios chaques en las cercanías del lugar donde más tarde surgiría la actual ciudad de Machiques, terminó de manera desafortunada y acarreó la muerte de Agustín de Zepeda, personaje que ha permanecido en nuestra memoria histórica como “el tío Agustín” (8).

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Peña Vargas, Ana Cecilia. Nuestra Señora del Rosario de Perijá. Documentos para su Historia 1722-1818. Serie Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela, Vol. 239-241. Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Caracas, 1998. Tomo III, pp.326-342
  2. Laurenz, Marcelino. La Villa de Nuestra Señora del Rosario de Perijá. Fundación, Pacificación. Venezuela, 2005. 366
  3. Romero González, Nerio Enrique. Fundadores en Perijá. De las Razas al Gentilicio. Primera edición. Maracaibo (Venezuela) 2014. pp.167, 189, 194.
  4. Romero González, Nerio Enrique. Fundadores en Perijá. Mestizos, migrantes y guerreros. Primera edición. Maracaibo (Venezuela) 2009. pp.84, 110, 117.
  5. Peña Vargas, Ana Cecilia. Obra citada, Tomo II, p.335
  6. Ídem, Tomo II, pp.381-387.
  7. Ídem, Tomo II, pp.401-421.
  8. Romero González, Nerio Enrique. Fundadores en Perijá. De las Razas al Gentilicio. Obra citada, pp.185-189.
Anuncios

Acerca de derechodepalabra

Nerio Enrique Romero González: Médico de familia y profesor universitario. Aficionado al estudio de la historia, incursionando en ese campo, investigando y publicando
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a HISTORIA BREVE DE PERIJÁ N° 20

  1. 17995312 dijo:

    que belloooooooooooooooooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s